Las ganancias obtenidas como consecuencia de apuestas deportivas online tienen que ser declaradas en el I.R.P.F. A continuación te explicamos cómo tributan dichas ganancias.

La Ley del IRPF califica como ganancias o pérdidas patrimoniales las variaciones en el patrimonio del contribuyente, salvo que la Ley las califique como rendimientos. Por tanto, los premios obtenidos en casinos, apuestas, póker o cualquier otro tipo de juego de azar tributan como ganancia, ya se hayan obtenido de forma tradicional o a través de juego online.

Los ingresos derivados de dichas apuestas son ganancias patrimoniales que no derivan de una transmisión (como la ganancia obtenida por la venta de un inmueble) por lo que se deben de integrar en la Base Imponible General del Impuesto.

No obstante, debes de tener en cuenta que debes tributar sobre los beneficios que hayas obtenido una vez descontadas las “inversiones” o cantidades apostada, pero con el límite de los beneficios obtenidos. Es decir, si inviertes 6.000 € y ganas 5.000 € sólo puedes deducirte 5.000 €. Esta compensación de ganancias y pérdidas se podrá realizar siempre que se trate de ganancias y pérdidas de la misma naturaleza, con independencia del medio a través del que se obtengan.

Una cuestión difícil de acreditar son las pérdidas obtenidas, por lo que es necesario guardar cualquier justificante o medio de prueba con el que puedas acreditar las mismas. Esto se hace muy complicado cuando se trata de apuestas en locales físicos, ya que los justificantes son nominativos y es muy frecuente que se paguen con dinero en efectivo. En el juego online la prueba es más fácil demostrarla ya que los pagos se hacen con tarjeta de crédito y queda registrado el histórico en la página web que hemos jugado.

Por último indicar que esta tributación no es la que se aplica a las ganancias obtenidas en el juego con los premios de loterías y apuestas organizados por la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado y por los órganos o entidades de las Comunidades Autónomas, los sorteos organizados por la Cruz Roja Española y de las modalidades de juegos autorizadas a la ONCE.