La andadura de la compañía Bosques Naturales S.A, que a finales de los años 90 vendió a más de 10.000 familias árboles de maderas nobles, está ya a las puertas de llegar a su fin, tras haber presentado el pasado 20 de junio de 2018 su concurso de acreedores de forma voluntaria.

Previsiblemente, una vez que sea declarado el concurso por los Juzgados de lo Mercantil de Madrid y sea designada la administración concursal, el destino final de Bosques Naturales S.A. sea su extinción, previa liquidación de los activos sociales con que cuente la mercantil para hacer frente –hasta donde alcance- al pago de acreedores.

La presentación del concurso de acreedores por parte de Bosques Naturales S.A, no paraliza los procedimientos judiciales civiles iniciados por parte de los inversores afectados frente a la compañía. En los citados procedimientos, que actualmente se están tramitando ante los Juzgados de Primera Instancia de Alcobendas y ante la Audiencia Provincial de Madrid, se reclama la nulidad de los contratos de compraventa y mantenimiento de árboles.

En consecuencia, los procedimientos judiciales llegarán a su fin, aunque las ejecuciones frente a Bosques Naturales sí se paralizarán, por ser esto último un efecto de la presentación del concurso.

Desde Caruncho, Tomé & Judel consideramos que la personación en el concurso de acreedores por parte de aquellos afectados que lo deseen, está más que justificada, con motivo de estar informados sobre la evolución del concurso, y en concreto, sobre el destino último de su crédito o contrato vigente. Además, debemos destacar las consecuencias que a efectos fiscales puede tener para los afectados la eventual extinción de Bosques Naturales, pues una vez que quedara acreditada la imposibilidad jurídica de cobrar, podrían declarar pérdidas patrimoniales en sus correspondientes declaraciones de la renta. Es decir, que la inversión perdida podrá ser compensada con las ganancias de ese año, obteniendo así una resultado más ventajoso en la declaración de la renta.

Por último, destacamos que mientras parte de los afectados por Bosques Naturales S.A, decidieron defender sus derechos en vía civil mediante la presentación de demandas frente a la compañía, otros afectados, sin embargo, optaron por la vía penal.
El procedimiento penal se inició en el año 2009 con una denuncia frente a los responsables de Bosques Naturales, por los presuntos delitos de estafa, administración desleal y apropiación indebida.

El citado procedimiento se está tramitando actualmente ante el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Alcobendas, y día a día va sumando nuevos afectados que se están personando en calidad de víctimas de los delitos indicados, y ejercitando a su vez la acción de reparación civil en reclamación de la inversión realizada.

El paso del tiempo nos descubrirá el destino final de la empresa Bosques Naturales S.A, así como de sus responsables, y entre tanto, desde Caruncho, Tomé & Judel seguiremos apoyando y defendiendo los intereses de todos aquellos que se hayan visto afectados por la compra de árboles de maderas nobles.

Si continuas utilizando este sitio y/o pulsas el botón Aceptar, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cerrar