Si considera que un Gestor Administrativo no ha cumplido debidamente con sus obligaciones profesionales puede hacer lo siguiente:

En estos casos, como pueden existir diferentes responsabilidades dependiendo del incumplimiento, para poder dirimirlas sería conveniente seguir estos pasos:

 

            1.- Hablar con el Gestor.

Comunicarle al Gestor implicado su desacuerdo con el modo de desempeñar el trabajo encargado a fin de poder llegar a una solución amistosa. Dicha comunicación aunque en un primer momento puede ser, simplemente verbal, en caso de que el Gestor no dé una contestación adecuada, debería de realizarse por escrito (burofax con acuse de recibo preferiblemente)

 

            2.- Reclamar al Colegio de Gestores de la provincia

En el supuesto de que no se dé una explicación satisfactoria o se llegue a un acuerdo, se debería de comunicar lo sucedido por escrito al Colegio de Gestores de la provincia donde se encuentre la oficina del profesional en cuestión. En dicho escrito deberá de explicar su disconformidad con la actuación del Gestor, solicitar que se inicie un procedimiento para aclarar la situación y determinar si existen responsabilidades y que se dé parte al seguro que corresponda para que se haga cargo de los daños y perjuicios producidos por la posible negligencia profesional.

 

            3.- Reclamaciones por otras vías

En el caso de que por parte del Colegio de Gestores no se aprecie ningún incumplimiento, se deberán de abrir otras vías de responsabilidad como la civil o la penal, siendo recomendable que se ponga en manos de un abogado que le asesore debidamente.

 


Despacho de abogados especialista en Derecho Civil

Si necesitas ayuda o asesoramiento ponte en contacto con nuestros abogados de derecho civil