Si estás pensando en incorporar o tienes ya instaladas videocámaras de seguridad en tu negocio te interesa seguir leyendo.

Man entering the door or safe, secure data by touch screenLa Ley de Protección de Datos manda.

La imagen está considerada como un dato de carácter personal ya que según la ley, aquélla está definida como “información concerniente a las personas físicas identificadas e identificables.”

Esta regulación afecta a la grabación así como a la captación, conservación, transmisión y almacenamiento de las imágenes, incluyendo la emisión o reproducción en tiempo real.

 

Multazos.

No hay que olvidar que el incumplimiento de la Ley de Protección de Datos puede ser sancionado con fuertes multas que pueden ir desde los 900 Euros en las sanciones más leves hasta 600.000 Euros en las más graves.

 

 

 

A qué estoy obligado.

La instalación de cámaras de seguridad requiere de una serie de obligaciones que cumplir, que son las siguientes

  • Notificar el fichero, con anterioridad a la instalación de las videocámaras, a la Agencia de Protección de datos cuando haya grabación, captación, transmisión o almacenamiento de imágenes. (Queda excluida la inscripción del fichero cuando solo haya reproducción en tiempo real de las imágenes, sin almacenamiento de las mismas.)
  •  Formar al personal que vaya a tratar las imágenes así como incorporar las medidas de seguridad de nivel básico y reflejar todo ello en el documento de seguridad de la empresa.
  • Fijar carteles informativos sobre la videovigilancia del lugar en cuestión. Deben estar ubicados en lugares visibles y en el mismo debe constar el nombre del responsable y a quién dirigirse en caso de que el afectado quiera ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.
  • Tener disponibles para todos aquellos afectados que lo soliciten documentos informativos en el cual se especifica la existencia de un fichero, el responsable del fichero, la finalidad, y dónde ejercer los anteriores derechos.
  • Las imágenes captadas por las cámaras de videovigilancia  serán canceladas en el plazo máximo de un mes desde su captación. Lo que no quiere decir que sean completamente borradas esas imágenes ya que  “la cancelación dará lugar al bloqueo de los datos, conservándose únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales, para la atención de las posibles responsabilidades nacidas del tratamiento, durante el plazo de prescripción de éstas. Cumplido el citado plazo deberá procederse a la supresión”.
  • No grabar imágenes de zonas ajenas a las instalaciones. Es decir, no captar imágenes de la vía pública, espacios públicos, a excepción de aquellos casos en que, por su colocación, sea inevitable así como no instalar cámaras de vigilancia en lugares donde se pueda atentar contra el Derecho a la intimidad de las personas, como baños, duchas, probadores o similares ya que su instalación vulnera el derecho a la intimidad del afectado.

Por último, en el caso de que las cámaras vayan a estar conectadas a una central de alarma debe contratar una empresa de seguridad habilitada para ello y suscribir un contrato de acceso a datos por cuenta de terceros con la empresa.

Si continuas utilizando este sitio y/o pulsas el botón Aceptar, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cerrar