仕事に失敗して悩む男性社員Por sorprendente que pueda parecer,  los herederos del administrador de una sociedad que falleció antes de ser declarado responsable de las deudas, deben hacerse cargo de éstas.

Las deudas se heredan, también las condenas al administrador.

No lo decimos nosotros, sino alguien más autorizado como es el Tribunal Supremo en una reciente sentencia en la que estimaba una demanda presentada por un acreedor de la empresa contra su administrador, posteriormente fallecido, condenándole al pago de las deudas sociales.

 

El Tribunal Supremo recuerda que, salvo que los herederos se acojan a lo que se denomina “beneficio de inventario”, se heredan tanto las deudas como los créditos del difunto y entre estas deudas se deben incluir las condenas por responsabilidad en el ejercicio de su cargo de administrador. Toma ya.

Es decir, que una mala gestión, una toma de decisiones incorrecta o un incumplimiento de las Leyes puede no sólo hundir una empresa sino también una herencia y por tanto una familia.

 

No disolver a tiempo.

En el caso debatido se reprochaba al administrador su incumplimiento por no haber presentado concurso o convocar Junta de Socios para acordar su disolución al encontrarse obligado a ello por los malos resultados económicos.

Una vez más se repite el supuesto: empresa en crisis, empresario que intenta aguantar la situación y esperar una solución mágica que nunca llega: léase un cambio repentino en la evolución del negocio, un socio capitalista o una financiación bancaria.

Este retraso, por intentar salvar la empresa, se puede volver en contra del empresario ya que, en lugar de solucionar la situación, se agrava e incrementa la deuda pudiendo, como en este caso, ser condenado a pagar los créditos de los acreedores.

Un buen asesoramiento jurídico, el mejor remedio.

La conclusión es muy clara, Sr Administrador de una compañía mercantil: consulte más, pregunte, déjese asesorar por un profesional y tome decisiones a tiempo sino quiere perjudicar a sus hijos.