Suma y sigue con las medidas para impulsar la paralizada actividad económica española

El pasado 23 de febrero se publicó el Real Decreto-ley 4/2013 de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo, con el que el Gobierno pretende desarrollar una Estrategia para favorecer el Emprendimiento y Empleo Joven, y apoyar el fomento de la financiación empresarial, que como todos sabemos se encuentran en una situación crítica en el contexto actual de crisis económica.

En la nueva norma se recogen igualmente medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales y de financiación para el pago a los proveedores de las Entidades Locales y Comunidades Autónomas, así como medidas en los sectores ferroviario y de hidrocarburos.

Incentivos empleo juvenil.

En primer lugar, se desarrolla un conjunto de medidas cuyo objetivo primordial es la reducción del desempleo juvenil, auténtica lacra en nuestro país, que ha alcanzado cotas nunca vistas hasta ahora y que superan ampliamente las tasas de los países de nuestro entorno europeo.

Así, por un lado se establece una tarifa plana de cincuenta euros en la cotización a la Seguridad Social, para nuevos autónomos menores de treinta años que inicien una actividad por cuenta propia, durante los primeros seis meses, lo que evidentemente puede favorecer el autoempleo de los jóvenes en un momento en que las empresas no pueden generar el empleo suficiente para reducir las actuales tasas de paro juvenil.

Por otro lado, y como medida complementaria, se permite compatibilizar la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia, durante nueve meses para menores de treinta años en situación de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Además, se han ampliado las posibilidades de capitalización del desempleo para iniciar una actividad emprendedora, dado que los beneficiarios de prestaciones por desempleo menores de treinta años podrán capitalizar hasta el 100 por 100 de su prestación para realizar una aportación al capital social de una sociedad mercantil, siempre y cuando se establezca una vinculación profesional o laboral de carácter indefinido, posibilidad hasta ahora desconocida en nuestra normativa y que sin duda favorecerá la constitución de nuevas sociedades mercantiles.

Igualmente, se favorece la reanudación del cobro de la prestación por desempleo para menores de treinta años, ya que se amplía de dos a cinco años la duración del ejercicio de una actividad por cuenta propia que permite interrumpir y, por tanto, reanudar el cobro de la prestación por desempleo.

Incentivos fiscales para emprendedores.

Y finalmente, se establecen incentivos fiscales en el IRPF y en el Impuesto sobre Sociedades para apoyar los proyectos emprendedores, reduciendo la tributación a las sociedades de nueva creación y a los nuevos autónomos (tipo reducido del 15 por 100 hasta una base imponible de trescientos mil euros y del 20 por 100 para el resto de la base durante los dos primeros ejercicios en que se obtengan resultados positivos). En este mismo sentido, los autónomos que inicien actividades económicas podrán aplicar una reducción del 20 por 100 en los rendimientos netos que obtengan durante los dos primeros ejercicios en que se obtengan resultados positivos.

E igualmente se crean incentivos fiscales para fomentar el autoempleo en régimen de autónomo, de modo que los desempleados que decidan establecerse como autónomos podrán beneficiarse de la exención completa en el IRPF de las prestaciones por desempleo cuando el abono de la prestación sea en forma de pago único – hasta ahora están exentos sólo hasta 15.500 euros-.

Incentivos de Seguridad Social

En cuanto a las medidas que suponen estímulos a la contratación laboral de jóvenes, y que se mantendrán hasta que la tasa de paro se sitúe por debajo del 15 por 100, se establece una reducción de la cuota de la empresa a la Seguridad Social en un 75 por 100 para empresas de más de 250 trabajadores y en un 100 por 100 para el resto, cuando se contrate a tiempo parcial con vinculación formativa a menores de treinta años sin experiencia laboral previa o que provengan de sectores donde no haya demanda de empleo o que se encuentren desempleados desde hace más de doce meses.

Por otro lado, los autónomos y las empresas de hasta nueve trabajadores se beneficiarán de una reducción del 100 por 100 de la cuota de la empresa a la Seguridad Social por contingencias comunes durante el primer año por la contratación indefinida de un desempleado menor de treinta años.

Morosidad de Administraciones.

Y en cuanto a las medidas de lucha contra la morosidad de las Entidades Locales y Comunidades Autónomas, se amplía el Plan de Pago a Proveedores con más de 2.600 millones de euros, y se amplía el tipo de facturas que se podrán acoger al Plan, lo cual también se aplica a los municipios y Comunidades Autónomas incluidos en la primera fase. En concreto, los nuevos contratos incluidos en esta ampliación son los correspondientes a concesiones administrativas, encomiendas de gestión, convenios, contratos de arrendamiento de inmuebles, contratos relacionados con los sectores del agua, la energía, los transportes y los servicios postales, determinados contratos de concesión de obras públicas, determinados contratos de gestión de servicios públicos y contratos de colaboración público-privada.

Además, se completa la transposición de la Directiva por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, fijando un plazo de pago de treinta días para todas las operaciones privadas que, como máximo, puede ampliarse hasta los sesenta días, y una mayor penalización de la mora.

Finalmente, se incluyen varias medidas en el ámbito del sector de hidrocarburos para incrementar la competencia efectiva en el sector, de los hidrocarburos, eliminando barreras administrativas y simplificando trámites a la apertura de nuevas estaciones de servicios, para que centros comerciales y zonas o polígonos industriales incorporen, entre sus equipamientos, una estación de servicio.

En fin, un nuevo conjunto de medidas con el loable objetivo de impulsar la actividad económica y el empleo de nuestros jóvenes. Esperemos por el bien de todos que tengan su efecto y contribuyan a mejorar una situación que está llegando al borde del colapso.

CARLOS TOME SANTIAGO
CARUNCHO, TOME Y JUDEL Abogados y Asesores Fiscales

Si continuas utilizando este sitio y/o pulsas el botón Aceptar, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cerrar