hipotecaEl Tribunal Supremo vuelve a castigar a la banca anulando los intereses de demora de una hipoteca por considerarlos abusivos.

Son intereses de demora (también llamados intereses moratorios) aquellos que se aplican en caso de que el cliente no atienda el pago de los recibos de la hipoteca a su vencimiento. Hace años era habitual que las hipotecas para compra de viviendas tuvieran intereses de demora de más del 20% anual.  

Este tipo de intereses no son negociados con el cliente sino que vienen impuestos por el banco, en una cláusula inamovible. Como decimos, históricamente, estaban fijados en porcentajes desproporcionados que nadie se atrevía a discutir.

Las primeras sentencias moderan los intereses abusivos:

La situación ha cambiado en los últimos tiempos gracias a sentencias de jueces valientes que se atrevieron, primero a moderar y más tarde a anular estos intereses, por abusivos.

Las primeras sentencias que consideraban hipotecas con intereses de demora desproporcionados lo que hacían era minorarlos a porcentajes más razonables.

El Tribunal Supremo llega más lejos: nulidad de los intereses abusivos:

Sin embargo, el Tribunal Supremo cambió este criterio declarando, en estos casos, la nulidad total de la cláusula.

Es decir, actualmente, a raíz de una importante sentencia del Tribunal Supremo, la consecuencia de la declaración de nulidad de las cláusulas que fijen los intereses de demora es que estas se tienen por no puestas, es decir, es como si estas cláusulas no existieran y, por tanto, el cliente no debe abonar ningún interés moratorio.

Con este nuevo criterio del Tribunal Supremo el juez no puede reducir el porcentaje de intereses de demora, sino directamente eliminarnos.

¿Qué sucede con las hipotecas actuales?:

Si el lector tiene pensado adquirir una vivienda debe saber que la vigente Ley, desde el año 2013, prohíbe fijar en las hipotecas unos intereses de demora superiores a tres veces el interés legal del dinero

En las Hipotecas anteriores, entra el juego el criterio del Juez de tal forma que, si como se ha dicho, considera el interés de demora abusivo deberá declarar la nulidad de la cláusula que lo fije.

Esto supone un motivo añadido para revisar su hipoteca pues, además, en muchos casos estos intereses de demora abusivos conviven con cláusulas suelos que podrían ser anulados al mismo tiempo en una única demanda.

Si continuas utilizando este sitio y/o pulsas el botón Aceptar, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cerrar