¿Qué es el phishing?

 El phishing es una modalidad de estafa cometida a través de internet, a través de la cual los ciberdelincuentes tratan de obtener datos confidenciales de los usuarios (como por ejemplo, contraseñas), con el objetivo de ser utilizados de forma fraudulenta, generalmente, para acceder a sus cuentas bancarias personales.

Para ello, el ciberdelincuente engaña al usuario haciéndose pasar por una empresa u organización real, para conseguir que el internauta revele información confidencial sobre contraseñas, datos bancarios, etc.

Un método habitual utilizado es el envío de un correo electrónico haciéndose pasar por tu entidad bancaria, en el que en una aparente comunicación oficial, el banco te solicita que actualices tus datos o que valides tu cuenta.

Sin embargo, las modalidades de phishing son diversas, pues si bien el envío de un correo electrónico es un método muy habitual, los ciberdelincuentes también suplantan la identidad de empresas y organizaciones reales mediante el envío de un sms, mediante llamadas telefónicas, o bien redireccionando al internauta a páginas web falsas, que parecen ser las oficiales.

De este modo, mediante el engaño, el usuario facilita sus datos confidenciales a los ciberdelincuentes, que los usarán de un modo fraudulento para acceder a sus cuentas bancarias.

¿Cómo puedo protegerme del phishing?

Para evitar ser víctimas de esta estafa, debemos prestar especial atención y no responder a aquellos correos electrónicos, llamadas, o páginas web que nos pidan datos bancarios, datos de tarjetas o contraseñas.

Las entidades bancarias no solicitan que el usuario introduzca sus datos bancarios a través de internet junto con su contraseña.

De este modo, debemos evitar facilitar datos confidenciales, no abrir archivos adjuntos de correos electrónicos sospechosos, y es recomendable acceder a las páginas web de las entidades bancarias a través del buscador y no a través de un enlace facilitado por un correo electrónico.

¿Qué hacer si somos víctimas de phishing?

Si hemos sufrido el robo de datos confidenciales que hayan permitido a los ciberdelincuentes acceder a nuestras cuentas bancarias, lo primero que debemos hacer es ponernos en contacto con nuestra entidad bancaria, comunicar esta circunstancia, y anular la tarjeta de crédito o bloquear la cuenta para evitar retiradas de dinero.

Unido a lo anterior, debemos también denunciar los hechos ante la Policía o la Guardia Civil.

Por otro lado, debemos saber que las tarjetas de crédito cuentan con seguros que cubren los cargos que se hayan realizado al usuario de un modo fraudulento, siempre y cuando concurran determinadas circunstancias, y no se demuestre, por ejemplo, que la estafa fue posible debido a una falta absoluta de atención y cuidado del afectado.

¿Qué consecuencias penales tiene el phising?

El phising es una modalidad de estafa informática, que está castigada en el Código Penal con penas de prisión de 6 meses a 3 años, pudiendo incluso llegar a los 6 años en el caso de que concurran determinadas circunstancias agravantes, como por ejemplo que el valor de lo defraudado supere los 50.000 euros o que la estafa afecte un elevado número de personas.

Asesoría legal contra estafas por Internet

En Caruncho, Tomé y Judel contamos con un equipo de abogados especialistas en Derecho Penal, con más de 25 años de experiencia en el sector, asesorando tanto a empresas como a particulares. Le ofreceremos un trato personalizado, estudiando su caso y buscando las soluciones que mejor se adapten a su caso. Si necesita contactar con nuestros especialistas en derecho penal, puede hacerlo a través de la página de contacto.

Si continuas utilizando este sitio y/o pulsas el botón Aceptar, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cerrar