Documentar por escrito la relación comercial con mi agente puede traerme múltiples ventajas.

 

En el desempeño de su cargo, el agente comercial obtiene información muy valiosa de la empresa como lista de clientes, lista de precios, dinámica de trabajo, muestrarios o colecciones, condiciones de pago, promociones y descuentos, productos estrella…

 

 

Por ello, los riesgos existentes en la relación con el agente son de vital importancia para una empresa; riesgo de que se vaya a la competencia, riesgo de que preste sus servicios fuera de la zona asignada, riesgo de que utilice la información suministrada para un uso no permitido…

 

Precaución esencial, contrato escrito.

Todos estos riesgos se pueden mitigar si desde el inicio de la relación comercial, documentamos por escrito el funcionamiento de la misma, territorio asignado al agente, comisión, derechos y obligaciones de cada parte así como las consecuencias en caso de incumplimiento.

 

Algunos de los Pactos.

Entre los pactos más ventajosos que podemos convenir destacan, “el pacto de no competencia” obligación impuesta al agente comercial de no trabajar para la competencia, una vez extinguido el contrato, cualquiera que sea su causa, en un plazo máximo de dos años.

Asimismo, “el pacto de confidencialidad”, el agente se obliga a guardar secreto de toda la información que obtenga, en el desempeño de su cargo, durante la vigencia del contrato y una vez extinguido este.

 

Si continuas utilizando este sitio y/o pulsas el botón Aceptar, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Cerrar