Group of business people assembling jigsaw puzzleDurante muchos años el protocolo familiar estuvo de moda, pero últimamente se habla poco de él. Sin embargo, hoy más que nunca resulta imprescindible.

«Pon un protocolo en tu vida».

El protocolo familiar es un instrumento que regula las relaciones entre la familia y la empresa. Podríamos decir que se trata de un conjunto de acuerdos y pactos para garantizar la supervivencia de la empresa y continuación de la actividad mediante el traspaso de poder del fundador a sus sucesores.

 

Los aspectos mínimos que todo protocolo debe regular son los siguientes:

  • Establecer las normas que regirán la sucesión entre la familia al frente de la empresa.
  • Definir los derechos y obligaciones de cada familiar frente a la empresa (puestos, retribuciones, etc)
  • Establecer las normas que regulen como se adquieren y transmiten las acciones de la empresa.

¿Por qué un protocolo en tiempos de crisis?.

En tiempos de crisis es cuando existe más riesgo de descohesión en la familia y de disputas o discusiones entre sus miembros, además con diferentes puntos de vista en cuanto a cómo dirigir la empresa.

Puede afirmarse que más importante que el protocolo en sí, que no deja de ser un contrato más o menos extenso, es la decisión de la familia de regular sus relaciones, de fijar las reglas del juego limpio.     Ese paso adelante que merece un reconocimiento y que la experiencia demuestra, ayuda en el futuro.

En definitiva, cuando una empresa hace su protocolo está articulando una forma pactada entre todos de para sentar sus bases para el futuro, que garantice la continuidad de la empresa.

Si quieres ampliarla la información pincha aquí:  ver Protocolo Familiar Hispajuris


Despacho de abogados especialista en Derecho Mercantil

Si necesitas ayuda o asesoramiento ponte en contacto con nuestros abogados de derecho mercantil