El término inglés “escrow” designó originariamente un documento depositado en manos de un tercero para su posterior restitución a un beneficiario, una vez cumplidas ciertas condiciones pactadas, como un mecanismo de consumación de la compraventa.

En términos generales, el contrato de escrow consiste en un contrato de depósito, es decir, un contrato por el cual dos o más personas acuerdan depositar en un tercero de confianza un determinado bien y regulan el modo en el que las partes podrán acceder a él. Es un contrato accesorio a otro principal y que tiene el objetivo fundamental de asegurarse la correcta ejecución de ese otro contrato principal.

De esta forma, mediante el pacto de escrow se deposita una cantidad, valor, documento u objeto en un tercero de buena fe para asegurar el cumplimiento de un contrato, y se permite dotar de seguridad jurídica a contratos en los que pueden quedar aspectos por determinar y se puede garantizar que unas concretas estipulaciones serán cumplidas con toda seguridad sin tener que recurrir a otros mecanismos legales.

 

¿Qué es un Agente Escrow?

El tercero de confianza, denominado “Agente Escrow”, es quien custodia el bien depositado y quien se encarga de velar por los intereses de las partes en el buen fin de la relación negocial, a través de la verificación de que el acceso al bien custodiado se produce en los términos pactados. El Agente Escrow puede ser cualquier persona, aunque lo habitual es que se trate de un Notario o una entidad financiera.

Un aspecto a tener en cuenta es que el contrato de escrow no se encuentra regulado en nuestro ordenamiento jurídico, por lo que se regirá exclusivamente por lo que pacten los contratantes. Además, el contrato de escrow puede configurarse dentro del contrato principal o como un contrato independiente.

 

Ejemplos de contratos Escrow

El contrato de escrow es una figura que, aunque en nuestro país no es muy habitual en el régimen nacional, sí está muy extendido en transacciones internacionales. No obstante, en nuestro país sí está teniendo un gran auge este contrato en el ámbito de contratos de desarrollo de software. En este ámbito, el contrato de escrow es especialmente útil para garantizar a quien encarga el desarrollo de un software poder acceder al código fuente en caso de que la empresa desarrolladora desapareciese o incumpliese sus obligaciones.

En el ámbito del Derecho Inmobiliario, por su parte, el término escrow se utiliza para designar supuestos de depósito de todo o parte del precio realizado por el comprador a disposición del vendedor que lo recibirá de manos del depositario una vez que acredite el cumplimiento de ciertos requisitos a losque se supeditó su entrega, por ejemplo, la obtención de la cédula de habitabilidad, la cancelación de una anotación de demanda o embargo o la finalización de unas obras de reforma.


Despacho de abogados especialista en Derecho Mercantil

Si necesitas ayuda o asesoramiento ponte en contacto con nuestros abogados de derecho mercantil